Primera semana de clases, Social Wednesday e International Party

Y así, en un abrir y cerrar de ojos, se ha acabado la primera semana de clases. No me creo que esté diciendo esto, pero la verdad es que ha sido emocionante, y me moría de ganas. Sí, ya se que a nadie le cae bien el pardillo que se muere de ganas de tener trabajo que hacer y empezar las clases, y creedme que a mi tampoco, pero esta vez era yo. Supongo que ha sido una mezcla entre querer ver cómo funcionan las cosas en otro país y el hecho de que lleve de vacaciones casi cuatro meses. El primer día fue algo confuso. Había quedado con Adrián a las 9:50 de la mañana en la puerta del edificio “Print and Broadcast Journalism”, por razones obvias (por si no os parecen tan obvias como a mi, yo estudio periodismo y él comunicación audiovisual). Los dos habíamos confiado en que el aula iba a ser ahí. Seguramente a estas alturas ya habréis adivinado que no lo era. El edificio se llama Djanogly International Centre (DICe), y tardamos más de veinte minutos en encontrarlo por que hay varios edificios Djanogly por el campus. Al parecer el tal Djanogly tiene mucho dinero y se ha dedicado a financiar edificios y ponerles su nombre. Al final, un buen hombre nos llevó hasta el aula prácticamente de la mano. Al llegar, estaban todos los sitios cogidos, así que nos quedamos en la puerta como dos pasmarotes sin saber muy bien qué hacer. En ese momento la profesora se giraba hacia nosotros para decirnos “there are more chairs over there… Punctuality is very well appreciated”… Rojos como tomates y muertos de vergüenza fuimos a las sillas que nos señalaba y ahí nos quedamos en silencio toda la hora. La asignatura se llama News Production and Studio Skills 1 y es de primero, por lo que es como empezar de cero, pero la verdad, no me importa porque dado como se hace en la Carlos III, seguramente aprenda mucho más aquí. La clase de los lunes es hasta las 4 de la tarde, pero no estamos todo el rato dando clase.

La primera hora fue la lecture, ahí estamos todos y la dan entre cuatro profesores. La segunda hora nos dividimos en nuestros grupos de prácticas y tuvimos una hora para hacer research sobre un tema que tuviese que ver con Nottingham. Adri y yo escogimos la Goose Fair, de la que hablaré en otro momento. Luego estuvimos otra hora para que nos contasen cómo funcionaban unas grabadoras digitales, y otra para ir por la ciudad y hacer un vox pop. Un vox pop es algo así como una entrevista muy corta a gente de la calle. Cuando terminamos nos metieron a dos grupos en una sala enana en la que no cabíamos todos, literalmente estábamos en el suelo apretujados en pufs, para escuchar lo que habíamos hecho.

Por la noche salimos a The Rescue Rooms, que hacen conciertos acústicos en directo.No volvimos muy tarde porque Crystal y yo teníamos clase en Clifton a las 9:00 el día siguiente. Tengo dos asignaturas en el campus de Clifton; Media Discourse y Client-Led Media Practice. Media Discourse es ago así como Teoría de la Comunicación Mediática, que la tuve en primero, pero aquí es de tercero y parece bastante más compleja. Para empezar, ya tengo un montón de trabajo pendiente, y solo he tenido un día esa clase. Client-Led Media Practice no entiendo muy bien de qué va, por que el profesor habla muy bajito y era muy monótono y parecía bastante nervioso y tímido, pero lo que sí entendí es que vamos a trabajar con cámaras, y tenemos dos proyectos de vídeo bastante grandes. La última asignatura es Social and Ethical Aspects of Journalism, pero esta semana se canceló por motivos personales de la profesora. En general, todo pinta muy bien. El material es bueno, y están muy buenas condiciones, tenemos el añadido de que podemos disponer de él cuando queramos, podemos usarlos durante 48 horas y no tenemos que mantenernos dentro del terreno de la universidad. Cambiando de tema, el miércoles aquí se llama Social Wednesday; la gente sale con su social, es decir, con su equipo de deportes o su sociedad, y cada semana cada sociedad (society) tiene un tema distinto. Quedan para beber (pre drinking), en casa de alguien, luego hacen un bar-crawl (ir de bar en bar) hasta acabar en la discoteca Ocean. Yo no me he querido apuntar a ningún deporte de momento porque son bastante caros, además de apuntarte al gimnasio hay que pagar por el equipo, así que salí con Paula que ella está en Sub Aqua, que es el equipo de buceo y siempre tienen entradas de sobra. Nuestro tema era el océano, así que nos vestimos de tiburones. Bueno, “tiburones”. Nos hicimos una aleta de papel para la cabeza y nos vestimos de gris y azul.

2014-10-02-02-26-32 Crystal iba con las de lacrosse y su tema era policías y ladrones, Lucy con los de atletismo y su tema era gatos y ratones. Dentro de Ocean había de todo y estaba hasta arriba. Salir con los de buceo ha hecho que me decida a probarlo, así que o este jueves o el siguiente ¡voy a hacer buceo! Es en una piscina y no vas más hondo de 2/3 metros, pero aún así me hace ilusión por que nunca me he puesto una botella de oxígeno ni nada de eso, y si me gusta igual me apunto al equipo.

El jueves yo no tenía clase hasta las 5, así que fui a comer con Elena, Albert y Miquel (Salamanca, Gerona e Ibiza) al Orange Tree, un pub cerca de la universidad, y al volver de clase seguían ahí. Nos quedamos a una reunión de la Feminist Society, que justo se hacía ahí a las 7. Fuimos muchos más de los que se esperaban, y no todo el mundo se pudo sentar. Yo pensaba que alguien iba a dar una charla o algo así, pero no, fue una reunión del tipo conocernos y hablar de nuestras vidas mientras nos tomamos algo. Se reúnen cada dos semanas, y por 5 libras puedes ir a las películas que ponen una vez al mes.

El viernes era la primera fiesta internacional que organizaba Viva La Fiesta, que es la empresa oficial de los eventos Erasmus, la entrada eran 5 libras, y dentro daban banderas, pegatinas y te pintaban la cara. Era en City SU; la discoteca dentro de la universidad, y había muchísima gente, la mayoría españoles. La verdad, eso me ha chocado bastante que seamos tantos. Aun no he conocido a nadie de Madrid, pero hay un montón de Valencia y Cataluña. Ayer, casi todos llevaban la banderita española. Era muy curioso ver las otras banderas e intentar adivinar de dónde eran. Por supuesto todo el mundo reconoce la de Francia, Italia o Alemania, pero cuando ves lo que parece un árbol de navidad en un fondo blanco con dos rayas rojas arriba y abajo… Es El Líbano, por cierto. Lo único malo de las fiestas aquí es que los locales cierran a las 3 de la mañana, y hay veces que es justo en el momento que menos te apetece volverte a casa. Ya hemos investigado y hemos encontrado algunos bares que están hasta las 4 ¡e incluso las 6!

10006237_1502959916617810_5132624653603931891_n

Con Miquel y Albert :))

10626649_1502967183283750_4484333052933520205_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s