50 horas en Sheffield

Ahora que ya he vuelto a mi humilde casita en Nottingham, metida en la cama, y calentita puedo contados cómo ha sido este fin de semana tan intenso. El viernes a las 13:40 salía en tren a Sheffield. Al volver de clase sobre las doce, tuve el tiempo justo para terminar la mochila, y prepararme. Nunca había ido a la estación, así que salí con bastante tiempo de antelación. Para los que sabéis como se me da viajar, estaréis contentos de saber que NO me equivoqué de tren, y tampoco me equivoqué de fecha al comprar los billetes. 50 minutos más tarde estaba en Sheffield. A la salida estaba Sara esperándome con una chocolatina para recuperar fuerzas después de tan largo viaje. Dimos una vuelta por la ciudad, por el centro, me enseñó una especie de invernadero que tienen en mitad de una plaza, el ayuntamiento, etc, etc. _DSC0043 Fuimos a casa de Sara a dejar las cosas y a comer. Comimos un puré/sopa de hojas de los árboles y una cosa que se llama Kale que son hojas igualmente pero más pequeñas. Le ha dado una fiebre por estar sana que no tiene que ser nada sana. Menos mal que lego se le pasó y nos comimos unas galletas de chocolate (para equilibrar y tal…). Por la noche íbamos a salir con los de Chemical Engineering, así que al ir a comprar algo para beber, nos decantamos por un vino rosado que según la etiqueta era chispeante y además el más barato. Volvimos a casa a prepararnos, y a eso de las ocho y media salimos. Llegamos a casa de una de sus amigas, y en seguida se llenó de gente. Jugamos a muchísimos juegos de beber, que me muero de ganas de salir aquí por que quiero enseñárselos a la gente. El único handicap del momento fue que había que saberse los nombres de la gente, y yo no me sabía ninguno. Al final me sabía los nombres pero no sabía de quien era cada uno. A eso de las 10:30 de la noche, salimos de la casa. Todos cogieron taxis por que llovía pero Sara y yo somos unas valientes (y unas pobres) y fuimos andando. Más bien corriendo. Al llegar, tuvimos una serie de problemas que no voy a contar porque entonces tendrían que matarme. Solamente esperamos unos 45 minutos antes de entrar en la Students Union, que era donde se hacía la fiesta a la que íbamos: Ey Up.

10697399_1503045356621021_8833640208665360932_o

El sábado nos levantamos sobre las 11, y después de desayunar nos fuimos al Botanic Garden de Sheffield. Igual por el nombre habéis intuido qué es, pero por si acaso, os lo digo yo; es un jardín botánico. Lo tienen como si fuese un parque, la entrada es libre y creo que está abierto todo el día pero tampoco estoy muy segura. Estuvimos dando un paseo y haciéndonos las entendidas sobre plantas.

_DSC0083 _DSC0094 Y por supuesto haciéndonos mil fotos, por que ¿por qué no? El sitio era precioso, y no pudimos evitar sentirnos atraídas por el entorno bucólico y otoñal que nos rodeaba. No he podido decidirme por solo un par, así que os dejo unas cuantas.

_DSC0089 _DSC0087 _DSC0077 _DSC0076

El parque estaba lleno de palomas y de ardillas. Ardillas amigables que se acercaban a curiosear y olisquear. Al principio parecían más tímidas, pero luego Sara tuvo la idea de ir a comprar cacahuetes. Funcionó bastante bien, y aunque nos costó por que había algunas mas escépticas, en general todas venían a ver qué teníamos y todas querían comer, pronto nos sentimos casi como Blancanieves. Estábamos muy emocionadas, no voy a mentir.

_DSC0127

_DSC0132

Después de pasar un rato haciendo migas con las ardillas, volvimos al mundo de los seres humanos y fuimos a casa de Sara a recoger unas cosas para después ir a casa de su novio Lorenzo. Nos había invitado porque él y sus (seis) compañeros de piso estaban haciendo pizzas caseras. Pizzas. Caseras. Agghhh… La casa estaba en una antigua iglesia que habían reformado y habían hecho residencias para estudiantes. Lo habían inaugurado ese año así que estaba todo muy nuevo. El apartamento era enorme, pero bueno, también eran siete personas en la casa.

Cuando llegamos, las masas ya estaban hechas y estaban empezando a meter las primeras en el horno. La cocina no tardó en inundarse del olor… Nos las íbamos comiendo según iban saliendo del horno, y no podían estar más buenas. Mi favorita era una que tenía tomatitos cherrys. Pero bueno, no os penséis que lo único que hacíamos nosotras era comer (emmm… casi). Trajimos una calabaza para hacer una tarta y ya de paso hacerle algún dibujo. Tuvimos un problema con la mantequilla porque no tenían microondas, y no pudimos quitarle los grumos, así que al mezclarlo todo nos pareció que estaba muy seca, y decidimos añadir leche. Y añadimos aun más leche. Según la receta, tenía que estar en el horno a 160 grados media hora. Estuvo más de una hora y a 180 grados. Lo de dentro apenas se hizo. La dejamos un buen rato más pero a poca temperatura para que al menos se mantuviese consistente. Mientras esperábamos vimos una peli y estuvimos pintando las paredes de la cocina con un rotulador especial para que se viese con la luz ultravioleta. Porrrrrrrrrque habían organizado para esa noche una UV party. Una cosa súper chula básicamente. Habían puesto un foco de luz ultravioleta en la cocina (a saber de dónde lo habían sacado) y todo lo que habíamos pintado se veía fluorescente. Nos pintamos la cara y además toda la ropa blanca resaltaba.

Acabamos quedándonos a dormir ahí. El plan inicial era levantarnos temprano para ir a Peak District con tiempo. Pero al no volver a casa a dormir el plan cambió ligeramente. Se apuntaron TODOS. Los siete. De alguna forma nos las apañamos para levantarnos sobre las 10, y una hora más tarde salíamos los nueve por la puerta. Ninguno íbamos lo suficientemente preparados. Sara y yo ni siquiera teníamos mochila, íbamos con un bolso. Con zapatillas tipo bambas, y una sudadera como ropa de abrigo… Nos mojamos, pasamos frío, nos llenamos de barro y pasamos hambre. Pero la verdad que el Peak District es muy bonito. Es un parque nacional del condado de Derby y ocupa bastante espacio. En la zona en la que estuvimos había muchísimas ovejas y unas vacas con cuernos enormes y pelo largo, que parecían la mascota de los Beatles. Pasamos por un río rodeado de rocas cubiertas de musgo, luego otra zona en la que solo se veían helechos. Seguimos andando y encontramos una roca gigantesca desde la que hacía un viento que hacía que te llorasen los ojos como si pelases una cebolla y que daba la sensación de que las piernas te iban a fallar. Pasamos por una llanura llena de árboles de tallo blanco, que parecía un escenario sacado de El Señor de los Anillos o de Juego de Tronos. Terminamos donde empezamos, pero muertos de hambre, así que fuimos a The Fox House a comer, un pub que había a la entrada.

IMG-20141026-WA0019

Sara y yo “chillin” en un árbol en Peak District

Aquí empezó la cuenta atrás y que la situación fuese a contrarreloj. Pedimos la comida a las 16:30, el autobús pasaba a las 17:28 y el siguiente no pasaba hasta la misma hora a la que yo tenía el tren de vuelta a Nottingham. Tardaron más de media hora en traer la comida. Engullimos sin decir una palabra. Por una parte por el hambre y por otra por las prisas. Conseguimos llegar al autobús porque llegó diez minutos tarde. Llegamos a Sheffield a las 18:06 y a casa de Sara a las 18:15. Metimos “a burruño” todas mis cosas en la mochila, y de prisa y corriendo me despedí de todos. Sara me acompañó a coger un taxi. Una vez dentro, me di cuenta de que solo me quedaban cuatro libras y el taxímetro ya iba por 4,10… No se podía pagar con tarjeta. Le debí de dar mucha pena porque me dejó pagarle las 4 libras. No sé como llegué al tren, pero llegué. Con el corazón en una mano y los pulmones en la otra.

Pude relajarme los 45 minutos de viaje a Nottingham. Porque ahora me toca hacer todo lo que no he hecho este fin de semana de clase.

Coming up: Leeds!

Muchos besos ❤

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s