Una semana de película

¡Hooola! A ver, a ver… son más de las tres de la mañana de un jueves y el despertador va a sonar en menos de seis horas, pero estoy demasiado emocionada como para que eso me importe. Os cuento; la semana pasada fue la Reading Week, o RED Week, una semana en la que no hay clase y te dan tiempo para ponerte al día con trabajos, lecturas, etc, etc. No todas las carreras lo tienen, y de hecho, yo solo lo tenía para las asignaturas que NO son de periodismo (Media Discourse de Lingüística y Client-Led Media Practice de Media), pero cancelaron la clase del miércoles, y con ella la del viernes porque los miércoles es la clase magistral y los viernes yo tengo el seminario (Social and Ethical Aspects of Media Regulation), y el lunes para News Production and Studio Skills, se me pegaron las sábanas… Así que se puede decir que tuve una semana de vacaciones. Por supuesto, como buena estudiante que soy, y cumpliendo con el estereotipo, todo lo productivo que me propuse hacer, no lo hice. En cambio me dediqué a otras cosas mucho más emocionantes:

  • Terminar las dos temporadas de Orphan Black en menos de cuatro días (si no la habéis visto, no se a qué esperáis. Engancha desde el minuto uno, de verdad, palabrita).

  • Empezar a leer Gone Girl. Después de habérmelo terminado  y de haberme mantenido despierta hasta las cinco de la mañana, me di cuenta de que tiene mucho sentido eso que dicen de que los escritores de libros sobre crímenes son criminales pero que en vez de matar, lo escriben. No he visto la peli, espero hacerlo pronto porque el libro es totalmente recomendable.
  • Ver (POR FIN) El Hobbit: La desolación de Smaug. Había leído el libro, y había visto la primera entrega, y la tercera la estrenan enseguida, así que sí, ya tocaba…
  • ¡Hacer mi primera tortilla de patata! En realidad fue porque teníamos en casa tres patatas grandes que había que comerse. Me quedó riquísima, y fue todo un éxito. Además la recordaba mucho más difícil de hacer 🙂
  • El martes fui con Paula y las de su carrera a una fiesta que organizaban para recaudar fondos en Filthy’s y me lo pasé genial.
  • El jueves cancelaron las clases teóricas de buceo (woop loop) porque Matt, el presidente, tocaba en un bar. Fuimos todos a verle para darle apoyo y tomarnos unas cervezas.
  • También vi 50/50, una película sobre un hombre (Joseph Gordon Levitt) al que le descubren un cáncer muy extraño y avanzado y de lo que le pasa a su vida amorosa a partir de la noticia, y Avatar de nuevo.
  • Después de acabar Gone Girl, decidí leer algo más intelectualmente desafiante y me decanté por la tercera entrega del diario de Bridget Jones: Mad About The Boy.

Como podeis ver, he visto muchas películas, y me he terminado una serie (dos temporadas, así que no es tanto…¿no?), pero el título de la entrada no va solo por eso. Más de dos meses después, por fin he ido al cine en Nottingham. No he ido antes por no tener la oportunidad realmente, porque quería esperar a leer Gone Girl antes de ver la peli, y el día que Adri y Veronika fueron a ver Horns, la única sesión era cuando yo tenía clase de buceo.

Que yo sepa, en Nottingham hay dos cines: Cineworld y Savoy. El primero es el típico cine moderno y actual, con moquetas de estrellas, y salas enormes con asientos grandes y rojos y blanditos, y por supuesto más caro. Savoy es más antiguo, independiente, por fuera las películas están con letras negras sobre un fondo blanco que van cambiando cada día, pequeño, y mucho más barato, pero más lejos. La entrada de estudiante en Cineworld son 7,20 libras. En Savoy 4,25.  Depende del tipo de película, compensa más uno que el otro. Por ejemplo, el lunes fui con Alix a los cines Savoy a ver The Imitation Game (os dejo el trailer). La película narra la carrera contra el tiempo por Alan Turing (Benedict Cumberbatch) y su equipo de códigos automáticos en ultra secreto del Código de Gobierno de Gran Bretaña, durante los días más oscuros de la Segunda Guerra Mundial. Benedict Cumberbatch lo borda, lo hace genial, y Keira Knightley lo mismo. Además se puede ver a Charles Dance (Tywin Lannister en Juego de Tronos), siendo exactamente Tywin pero vestido de traje y corbata en vez de rey medieval en oro y rojo. Y si sois fans de Downton Abbey como lo somos mi madre y yo podréis ver a Allen Leech no haciendo de Tom Branson como chófer para una familia adinerada. Salí encantada.

Hoy, jueves, se estrenaba en Reino Unido la primera parte de la tercera entrega de Los Juegos del Hambre; Sinsajo (Mockingjay). En realidad se estrenó el miércoles a medianoche, pero nosotros, May, Veronika, Luisa, Andy, Adri y yo, hemos ido hoy. Compramos las entradas el miércoles por la mañana sabiendo que se iba a llenar. Llevo esperando este momento TANTO tiempo. Ya ni me acuerdo de cuándo me leí los libros, pero me acuerdo de como tuve que convencer para venir conmigo a Mónica y Pilar para ver Los Juegos del Hambre y de cómo conseguí que mi hermano se leyese los libros para ver conmigo la segunda entrega, En Llamas, y hoy por fin ha salido Sinsajo. La última entrega la han dividido en dos partes, y ha sido increíble. Antes debería mencionar que menos mal que había una sesión a las nueve y cuarto porque tenía la clase de buceo (¡hoy ha sido la última!) hasta las nueve. Para demostrar mi lealtad y el hecho de ser una groupie y una fan total y absoluta, decidí hacerme un peinado acorde con la ocasión. Me he pasado toda la tarde mirando vídeos en YouTube hasta que al final Kayley Melissa me ha vuelto a salvar y he podido hacerme la trenza que Katniss llevaba en la arena durante los primeros Juegos

Este fue el resultado final por detrás: katnissbraid Bueno, salí de la clase casi corriendo a las nueve, pensando que iba a llegar tarde y desde la universidad al cine se tarda dos minutos, de verdad. Bueno, pues tuve que esperar como un pasmarote fingiendo hablar por el móvil hasta que a las nueve y diez apareció May. Veronika me mandaba un mensaje diciendo que llegarían más tarde porque Adri estaba tardando (por supuesto Adrián llegando siempre fashionably late)… Llegaron como a y viente. Ya pensaba que me iba a perder el principio, pero no, por suerte la película no empezó hasta casi las diez menos cuarto. Si no habéis visto las otras dos, y no sabéis muy bien de que va el tema, id a verla. Están muy bien, fanatismos a parte, y son bastante leales a los libros, dentro de lo que cabe. Salí de la sala (que no de la salsa) con las piernas temblando, toda la película es como ir subiendo una montaña rusa, te van emocionando poco a poco y cuando estás en la cima a punto de la bajada, se acaba. No me creo que tenga que esperar todo un año para la segunda parte. Aquí tenéis el trailer también.

A la salida, estábamos todos tan emocionados que nos tiramos unos buenos veinte minutos en mitad de la calle discutiendo sobre Katniss, Peeta y el Distrito 13 sin siquiera darnos cuenta de que estábamos a menos de 8 grados. Por fin nos movilizamos y fuimos a Nirvana, una discoteca en la que habían organizado una “Spanish Party”, gratis y con chupito de regalo a la entrada, pero todo el camino hasta ahí Veronika, Luisa y yo fuimos cantando la canción que canta Katniss para la rebelión.

Dentro del local, como era una fiesta española solo ponían música “española”. Es decir, todo el “regetón” y el electro-latino pachanguero y mierdero de las discotecas. Aunque Elena nos dijo que al principio estaban poniendo a Melendi y La Oreja de Van Gogh… De todas formas, llegamos para lo mejor. Básicamente un Caribe Mix 2001. La mayonesa, Bomba, Sonia y Selena con su “yo quiero bailar… ¡toda la noche! baila, baila, bailando va…”, Chayanne con la del torero, David Civera con el “que la detengan, es una mentirosa…”, el “follow the leader, leader, leader…”, y muchos más. De verdad que hubo un momento en el que las pusieron todas una detrás de otra, seguidas. La motivación, emoción y el desmelene aumentaban por momentos. Hacía mucho tiempo que no bailaba como una verdadera loca y no me lo he podido pasar mejor.

Spanish Party

Luisa, Elena, desconocida, May, Veronika y yo en la Spanish Party

¡Buenas noches!

Anuncios

2 comments

  1. Siempre te leo en la sombra, pero tenía que comentar: He salido de la salsa con las piernas temblando. De la salsa, DE LA SALSAAA jajaja Ay, es que sabes que soy de reírme con tonterías.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s