Fuentes de desmotivación; la Universidad

En un momento de descanso de redactar mi Trabajo Final, he decidido escribir otra entrada. Y precisamente está relacionada con la universidad. Estamos a mediados de mayo, en tres semanas tenemos que entregar el TFG, y a finales de junio presentarlo ante un tribunal. Y así se acaban cuatro años de enseñanza universitaria que no han servido para nada. Me da mucha rabia sentirme como lo hago, y me da mucha pena que algo a lo que aspirábamos tanto en el colegio haya sido tan decepcionante.

Después de que se me pasase el querer ser actriz y zoóloga, he tenido relativamente claro que quería ser periodista. Al entrar en la universidad y ver que había una opción de cursar el grado en inglés tenía que aprovecharla, y oh boy, puede que haya sido uno de los mayores errores de mi vida. Recuerdo las primeras semanas, estábamos todos emocionados por convertirnos en grandes profesionales, y sin embargo, los profesores parecían querer lo contrario con un inglés que dejaba bastante que desear y una manera de enseñar arcaica.  Escribimos cartas al rector e hicimos no se cuantas recogidas de firmas para poner sobre la mesa lo mal que nos parecía que a nosotros nos exigiesen un nivel B2 de inglés cuando los profesores estaba claro que no lo tenían. Todo eso en vano. Nunca nos han escuchado.

Tuvimos una asignatura en la que teníamos que aprender a redactar para un periódico, pero como la clase estaba llena de Erasmus mayores que nosotros el profesor LITERALMENTE dijo que no podía dar eso porque todos los Erasmus ya sabían hacerlo y se iban a aburrir, así que nunca nos han enseñado como se hace. La mayoría de las clases prácticas era hacer una presentación sobre un tema aleatorio, o un capítulo del libro del profesor. Por cierto, ¿he mencionado que ni un solo catedrático nos ha dado clase?

En 4º de carrera, todavía teníamos un profesor  que no se leyó ni un solo artículo de los que escribimos, que no daba feedback, y que las notas finales fueron completamente al azar:

-Bueno,6565 pues te he puesto un 7 ¿estás contenta?

-Mmm… ¿por qué? ¿Qué debería haber hecho para tener más nota? Me gustaría poder ver mi examen corregido…

(Busca nervioso entre su pila de papeles sin éxito)

-¿Y si te pongo un 8? Eso es mejor ¿no?

Esta conversación es totalmente real. También me dijo que mi último reportaje era el mejor, y fue uno que me inventé completamente. Resultó que el último reportaje de toda la clase fue el mejor ¡Qué bien! ¿no? O que tengamos una asignatura sobre fotoperiodismo, y no tenga absolutamente nada que ver con el periodismo. O tener que hacer un documental de 8 minutos sin que nos hayan enseñado a usar una cámara o un programa de edición primero.

Me da mucha pena no haber aprendido prácticamente nada, me da mucha pena el haber tenido cuatro buenos profesores que recordaré, el haber tenido asignaturas completamente inútiles, que no nos tengan en cuenta y se nos tome el pelo (algunos siempre recordemos el “si cuela, cuela, y si no, me la pela”). De tutores de TFG que te ignoran, porque no es normal que más de dos meses más tarde aun no se hayan leído el abstract ni sepan tu tema o tu modalidad. En febrero una tutora nos dijo que ya no se podía cambiar la modalidad. En abril nos enteramos de que teníamos hasta el 1 de ese mismo mes… No saben las fechas de entrega o lo que hay tener entregado en cada fecha. Y sin embargo sigue siendo un campus de #excelencia ¿Dónde? ¿Para quién? ¿De qué sirve tener un campus lleno de extranjeros si ni siquiera puedes dar a los demás algo bueno y válido? ¿Por qué ofertáis grados en inglés si no os lo podéis permitir? A mi muchas veces me daba vergüenza ajena lo que debían de pensar los estudiantes Erasmus de nuestros profesores y asignaturas.

Sí  que ha habido momentos buenos, y hemos tenido profesores geniales que todos sabemos quienes son y ojalá hubiésemos tenido más clases con ellos. Sin embargo estos momentos son los menos. Y de hecho el año en el que más he aprendido de periodismo ha sido el año que he pasado en Inglaterra de Erasmus. Resulta bastante triste. Recuerdo que le estaba contando a un profesor lo quemados que estábamos, a lo que me respondió “pues vete a estudiar fuera”. No debería tener que irme fuera para estudiar algo que me apasiona ¿por qué no se invierte en mejorar la educación universitaria pública? A muchos de nosotros la universidad nos ha quitado las ganas de ser periodistas, y a muchos desde luego se nos han quitado las ganas de seguir estudiando. Y ahora nos encontramos en una situación en la que ni siquiera nos hace ilusión ir a nuestra propia graduación. La cual por cierto, aun no sabemos ni cuándo va a ser.

Me gustaría pensar que esto es un caso particular y que no toda la educación superior en España es así. Si se trata de un caso particular, ojalá que cambie. Que los que estén ahora cursando el grado de periodismo bilingüe no estén pasando por lo mismo que hemos pasado nosotros, que tengan profesores competentes con un buen nivel de inglés y espero que no pierdan la motivación como lo hemos hecho nosotros. Que se gradúen sintiéndose orgullosos de ellos mismos y de su Universidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s