England

York, o la ciudad más adorable de Inglaterra

Después de la locura de Escocia y antes de volver a Madrid, hice un plan más tranquilito. Bueno, dos. Fui por fin al Wollaton Park (creo que era la única que aun no había ido) y Visité York. Wollaton Park es un parque de ciervos. Sip. Y te puedes acercar muchísimo a ellos, y se quedan pastando tan tranquilos. Deben de estar muy acostumbrados porque era muy impresionante. En el parque está el Wollaton Hall que es una casa de tipo isabelino y que ahora es el Museo de Historia Natural de Nottingham, y es espectacular. Además se han grabado ahí escenas de la peli El Caballero Oscuro y no veáis el partido que le sacan.

_DSC0901

Wollaton Park y Hall

_DSC0907

Wollaton Hall

_DSC0917

_DSC0918

A mi me apetecía muchísimo ir a York, me habían hablado TAN bien de esta ciudad y de lo bonita que era, que cuando Alix me lo propuso no me pude resistir aunque no hubiese ni empezado la maleta. Porque cuando una amiga con coche te ofrece plan lo aceptas. Así que el domingo nos pusimos en marcha y con Haim a todo trapo nos hicimos las dos horas y pico que nos separaban. Dejamos el coche en un “park and ride” porque aparcar allí iba a ser muy complicado y nos sumergimos en la ciudad más adorable de toda Inglaterra.

tumblr_n674bmBD4w1raf5nro1_500

_DSC0950

Abadía de York

Anduvimos por sus diminutas, entramos en todas las tiendas, en todas las boutiques, curioseamos cada rincón mientras que sorteábamos a la gente. Alix compró un par de adornos de Navidad y yo fudge para llevar a casa (breve paréntesis para decir que tuvo mucho éxito) en una mini fábrica que había. Rebosaba el espíritu navideño por cada esquina. No me voy a cansar de decir que el Reino Unido en Navidad es the place to be. Se esmeran muchísimo en que todo sea perfecto y adorable.

_DSC0961

_DSC0971

_DSC0976

Después de casi tres horas de patear la ciudad, buscamos un sitio para comer. El padre de Alix nos había recomendado Bettys, así que echamos un vistazo para en seguida descartarlo. No solo había una cola que daba la vuelta a la esquina para entrar si no que además los precios eran desorbitados ¡diez libras por un sandwich! Me da igual que esté hecho del oro del que cagó el moro, diez libras por un bocadillo es una tomadura de pelo.  Acabamos encontrando una tienda deli de sandwiches, se llamaba Sandwitches, lo que me pareció demasiado ingenioso (el local por fuera tenía brujas, witches, pintadas en la pared). Por dentro era híper estrecho, con unas escalerillas de caracol y tres pisos igual de estrechos. Nos comimos unos bocadillos de albóndigas Alix y yo de pato. Gggg… deliciosos.

_DSC0986

El festín

Después de comer nos encomendamos la misión de comprar los regalos de navidad pertinentes (bueno ella, yo no jeje), así que volvimos a entrar en toooodas las tiendas y a pasearnos por el Christmas Market. En seguida se hizo de noche y era más o menos así:

_DSC0993

Glass Caves, el grupo que estaba tocando en la calle

Glass Caves, el grupo que estaba tocando en la calle

Nos tiramos todo el día andando de un lado para otro, pero no me lo podría haber pasado mejor. A todos los que estáis en Inglaterra, es totalmente recomendable hacerle una visita. Se ve perfectamente en un día y  creo que los trenes desde Nottingham no son demasiado caros.

Espero que hayáis pasado unas buenas navidades, yo sí, sienta tan bien volver a ver a la gente <3… Aunque la verdad es que tenía muchas ganas de volver a Nottingham. Pero me alegro de haber vuelto para estas fechas. Ya estoy de vuelta en mi querida Nottingham y pronto habrá más entradas 🙂

Anuncios

Lincoln y Newark Christmas Market

Ayer tuve una mañana de lo más estresante. Normalmente, los viernes por la mañana tengo un seminario a las 10, pero esta semana tuve que reservar una tutoría con la profesora de una de las asignaturas, y la única hora que podía y que había para no perderme el seminario era a las 9:20. Así que corriendo me fui hasta Clifton (esta semana he ido cuatro veces *llora*), hablé con la profesora, y veinte minutos más tarde corría a coger el autobús. Llegué quince minutos tarde pero llegué.

Al salir de clase, mi plan era ir al Last Day of Term, una fiesta que dura todo el día y todas las bebidas son mucho más baratas y te puedes hacer fotos con Papá Noel, en la Students Union, pero no me dio tiempo. El tren a Newark salía a las 13:16, y apenas tenía hora y media para prepararme. Así que con el tiempo pegado me vestí y me despedí de Lucy, que se iba al día siguiente y no sabía si la iba a volver a ver. Me dio un pinchacito de pena el saber que no voy voy a ver a mis compañeras de piso en un mes. Un mes es mucho tiempo… Aunque comparado con como va a ser cuando me vaya… Bueno, no quiero hablar de cosas tristes ahora.

Llegué a Newark poco más de media hora más tarde, y Alix me estaba esperando en la estación. Dimos una vuelta por el pueblo y su mercado de Navidad. Era muy pequeño, y parecía más el mercadillo de Colunga que un mercado de Navidad, pero aun así me pareció que era muy mono y hacía que Newark tuviese más encanto.

_DSC0076

The Butter Market (y Alix de espaldas)

_DSC0077

Newark Christmas Market

Después de deambular un poco por los puestos decidimos ir a comer algo, y encontramos un par de sitios muy apetecibles. Uno de ellos era un restaurante que la parte de delante era una librería (entramos para echar un vistazo, pero no era como me esperaba y además bastante caro), así que nos decidimos por un pub de té muy pequeño, que estaba en un callejón un poco escondido, y nos pareció de lo más adorable. Además, no pude evitar entrar al ver que uno de los platos que tenían como entrante eran champiñones marinados con naranja y no se qué otras cosas más con QUESO DE LA PERAL. ¡¡Tenían queso de La Peral!! Obviamente tenía que probarlo. Y madre mía estaba TAN bueno, y sabía TANTO a Asturias, y a casa… Me emocioné un poco bastante.

_DSC0078

El pub en el que comimos

Después de comer, fuimos a casa de una amiga de Alix, Jenny, para recogerla y luego a casa de otra amiga, Sian, para ir juntas al mercado de Navidad de Lincoln. Pero había muchísimo tráfico porque al parecer en Newark justo ese fin de semana había una feria de antigüedades que es la mayor de toda Inglaterra, y todo el mundo quería ir. Y los que no querían ir, estaban intentando llegar a Lincoln como nosotras. Porque el mercado de Lincoln son solo cuatro días, no como el de Nottingham que lo tienen durante dos meses. Así que tardamos dos horas en llegar cuando normalmente no se tarda ni media hora.

Conseguimos aparcar no ni como, eso sí aparcamos en la zona baja, lo que significaba que teníamos que subir la cuesta hasta el Lincoln Castle, que ahí es donde se hace. Para que os hagáis una idea de lo empinada que era, a esa cuesta la llaman Steep Hill. Steep en inglés significa empinado. Colina Empinada se llama. Y sí, lo era. Y mucho. Y subir con tanta gente a la vez lo hacía mucho más complicado, porque la gente llevaba carritos y tal y se paraban y era como “¡MOVEEEOOOOS!” ¿No se dan cuenta de que si paran en mitad de una cuesta luego cuesta mucho más seguir subiendo? Y bueno, estábamos a -1º, lo que tampoco ayudaba mucho. Pero llegamos al castillo, y estaba precioso.

_DSC0099

Calle de Lincoln que lleva al castillo

_DSC0082

Dentro del castillo había muchísimos puestos, muchos más que en el de Nottingham. Había de todo. Pero lo primero que hicimos fue ir a tomar algo caliente para combatir las temperaturas siberianas. Jenny y Sian fueron a por un mulle wine, y Alix y yo nos decantamos por un chocolate caliente con Bailey’s. La mejor decisión que pude haber tomado. Sienta taaan bien. Fuimos andando por todos los puestos, probando todas las muestras de comida y poniéndonos todos los gorros, jerséis navideños y guantes de borreguito que tenían. Había incluso un puesto de comida mediterránea y un montón de tipos de aceitunas. Yo no soy muy de aceitunas, pero los colores eran increíbles.

_DSC0091

_DSC0089

Adornos navideños

Me hubiese gustado comprar algo, pero todo era carísimo. Por ejemplo, esos adornos no bajaban de las 6 libras (!!), y como estoy viviendo en modo estudiante, no me puedo permitir eso. Bueno, compré uno, un pajarito muy mono que pondré en el árbol cuando llegue a Madrid (EN NUEVE DÍAS).

Es fascinante lo mucho que viven aquí la Navidad, y cómo de pronto llega el espíritu navideño. Todo el mundo se vuelca muchísimo. Les conté a Alix, Jenny y Sian que en España normalmente Papá Noel no viene, si no que somos más de los Reyes Magos, y se quedaron totalmente confusas “¿cómo? ¿que no dais regalos en Navidad? ¿y qué hacéis?”, y así. Cada uno la celebra como quiere, y en algunas casas vendrá Papá Noel, y en algunas no. En la mía siempre hemos sido de los Reyes Magos, y siempre me ha parecido bien. Así es como que las navidades no se acaban hasta el 6 de Enero <3.

_DSC0096

Tardamos unas dos horas en verlo todo. Íbamos entrando en todos los sitios cubiertos que había para calentarnos temporalmente. Y así probamos un whisky de mora, y yo probé el  postre inglés  típico de Navidad; el Christmas Pudding. Además de montones de queso, currys, galletas, empanadas, y mucho más. Solo con las muestras acabé bastante llena, pero aun faltaba lo mejor. Alix estuvo TODO el rato diciéndome que tenía que probar un hog roast, que me iba a encantar, que era lo mejor, etc, etc. Pero no lo encontrábamos por ninguna parte y Alix estaba empezando a perder la esperanza, hasta que TACHÁAAN. El último puesto de todos era el del famoso y esperado hog roast. Era un bocadillo enorme de cochinillo asado con salsa de manzana y relleno de cebolla. Morder el cielo no tiene que ser muy diferente. Calentito, y el cochinillo tan tierno y sabroso. Se me cae la baba solo de recordarlo.

En la foto no parece demasiado grande, pero era una barra entera de pan, y aunque parezca un poco amarillo es por las farolas de la calle. Nadie debería irse de Inglaterra sin haber probado un hog roast.

_DSC0095

Hog Roast

Con el estómago lleno, salimos del castillo y fuimos a un pub a tomarnos una jarra de mulled cider (lo mismo que el mulled wine, pero con sidra. Pero no con la sidra que conocemos en España, no, si no una más dulce y que no se escancia). Volvimos al coche y dejamos en sus respectivas casas a Sian y Jenny, y yo me quedé en casa de Alix porque ya había perdido el último tren a Nottingham desde Lincoln o Newark.

Por la mañana, nos levantamos y para hacer algo de tiempo hasta la hora de coger el tren, fuimos a dar un paseo a Stapleford Woods, que es un bosque cerca de Newark. Hacía muchísimo frío, y estaba todo helado. No había nadie más e impresionaba bastante. Me hubiese gustado tener algo más de tiempo para verlo en condiciones, pero bueno, tengo intención de volver.

A eso de las tres cogí el tren de vuelta a Nottingham. Y me preparé para la cena de Navidad de buceo que era esa tarde en un restaurante indio.

_DSC0103

_DSC0111

Stapleford Woods

_DSC0112

Lo dejo aquí porque tengo que hacer la maleta y Miguel y Adri van a llegar en cualquier momento a casa. Porque mañana lunes a las 5 de la mañana sale el autobús a nuestro siguiente viaje, que si no sabéis a dónde es lo sabréis muy pronto.

¡Muchos besos desde la fría Inglaterra!

Fresher’s Week y Fresher’s Fair

Ya llevo aquí casi una semana y la verdad, no podría estar más contenta. Me encanta Nottingham. Es pequeña pero tiene todo lo que se necesita. Y siempre, SIEMPRE hay gente en la calle. Es bulliciosa, hay montones de bares, de tiendas, de todo. Y lo mejor, se puede ir andando a todos lados. Esta semana es la Fresher’s Week, en la que básicamente  se organizan distintos eventos para los de primero; que se conozcan, conozcan la universidad, etc. Todos los días por la noche desde el domingo hasta el viernes hay fiesta por la noche y distintas actividades durante el día. Pero también hay cosas para los refreshers o returners que son los que NO son de primero. Por ejemplo, el domingo cuando salí con Lucy, Crystal y Paula fuimos a la Trent Army, y había que ir vestido con colores militares. La fiesta era en City SU, que está literalmente dentro de la universidad, más bien, dentro del edificio de la Students Union. El lunes era Dirty Monday en The Forum, y así.

10150555_10152259957022854_7261671211460183470_n

De izqda a dcha: Lucy, yo, Paula y Crystal en Trent Army

El miércoles por la mañana tenía un induction meeting, que es una reunión con tu coordinador para asegurarse de que todo está bien y que tu horario funciona, en el campus de Clifton (media hora en autobús). Ahí conocí a un montón de españoles que están aquí de Erasmus también. Uno de ellos, Adrián, va a mi universidad y estudia comunicación audiovisual, Y tenemos una amiga en común (!!). Por la tarde-noche fui al primer evento Erasmus. Empezaba a las 7 en The Ropewalk, que es un pub que está bastante lejos de todo el mundo, pero estaba muy bien, y tenía muchas ofertas en bebidas. Para nosotros, habían reservado toda la planta de arriba del local, y nos dieron muchísima comida.

10665183_1500568903523578_3233316642449882414_n

May-Anne (Países Bajos), Katja (Grecia) y Adrián

Había hamburguesas, patatas fritas, aros de cebolla, nachos, y además teníamos una bebida gratis. La verdad, es la mejor manera de atraer a la gente. Fui con dos chicos de Gerona e Ibiza (Albert y Miquel) que estudian Bellas Artes en Barcelona y que había conocido mi primer día en una cafetería, y allí me encontré con Adrián, Blanca, Julia y un montón más. Además conocí a una chica griega, alemanes, checos y franceses, y estoy segura de que había de un montón de sitios distintos. Estuvimos por ahí hasta las 11 de la noche y luego fuimos a Oceana, otra de las discotecas para estudiantes de Nottingham. Al día siguiente, era la Fresher’s Fair. En el gimnasio de la universidad, un montón de empresas vienen a promocionarse y regalan comida, camisetas, bolígrafos y un montón de vales de descuento. Están además todas las societies, que son como clubes de gente que tiene un mismo interés. Yo me apunté a la film society, y a todas las que estaban relacionadas con el voluntariado con animales, pero hay societies para casi todo; tejer, ciencia ficción, teatro, film-making… Llegué a casa cargada de bolsas llenas de cosas. Parecía que habían venido los reyes magos. Esta noche es la última fiesta de la Fresher’s Week, otra vez en City SU.