Entrevistando a Daughter

El pasado viernes 4 de diciembre tuve la oportunidad de entrevistar, o más bien, de balbucear y emocionarme mucho, a la banda británica Daughter. Mi amigo Santi de la uni escribe para LADOS Magazine, y unos días antes me comentó que les iba a entrevistar y que como sabía que a mi me gustaban si podía ayudarle con las preguntas ¡Cómo que si podía! Le supliqué que me dejara ir por favor, por favor y por favor… Bueno pues esto fue lo que pasó.

photoascpe

Eran alrededor de las 12 del mediodía. Los dos llegábamos tarde y el nerviosismo se dejaba notar por todas partes. Entramos en el edificio, cinco minutos más tarde aparecían dos de los componentes del grupo; Elena e Igor. Podía oír a mi corazón palpitar. Después de los saludos iniciales (dios mío, dios mío, finge mantener la calma…) no me pude contener y les conté que les había visto en Madrid cuando presentaban su primer álbum, If You Leave, y en Lisboa en el Optimus Alive. Y ya entonces les conocimos y fue tan bonito como su concierto.

Meeting @ohdaughter was amazing and speechless ❤

A post shared by alimochillo (@aliciascepas) on

Mi amiga Clara no paraba de hablarme de ellos, “Ali escuchalos, te van a encantar”, y así hasta que llegó noviembre y con ello su cumpleaños. Decidí invitarla, y no me pude enamorar más. Sus canciones pese a tristes, están llenas de energía, sus letras a pesar de ser muy personales es sorprendente lo fácil que es sentirse identificado con ellas. Y ahora dos años más tarde, estaba en la misma habitación con ellos.

Throwback to #Daughter 's beautiful gig

A post shared by alimochillo (@aliciascepas) on

Elena empezó a crear música bajo su propio nombre, pero no estaba muy convencida, fue entonces cuando conoció a Igor. El nombre de Daughter vino solo “tiene mucho sentido, sobretodo emocional y familiar… Sonaba algo raro al principio, pero todos los nombres de grupos suenan raros al principio” confesó Elena. Entonces sacaron un primer álbum, If You Leave, que tuvo un éxito enorme, un disco tan doloroso y tan real como precioso, y nos preguntábamos si se sintieron presionados a escribir un nuevo trabajo tan bueno.

Igor nos dijo que “siempre piensas que tu siguiente canción será la mejor porque, si no intentas eso, ¿qué sentido tiene?”  y Elena nos contaba lo emocionados que están de hacer un nuevo disco, pero que no han sentido como si tuviesen que comparar lo que estaban haciendo con lo que ya habían hecho antes. Nos contaron también que su nuevo disco es mucho más directo y personal. “Es más rabioso. Y creo que, por la parte de las letras, todo es menos poesía, hay más de “esto es lo que siento”. Eso es lo que creo que más me emociona que la gente oiga” nos decía Igor.

Esto nos llevó a preguntarles de dónde sacaban la inspiración para sus letras. La complicidad entre ambos era tan palpable que casi nos hicieron sentir como dos componentes más del grupo (bastante inútiles musicalmente).

-Generalmente son letras muy personales, así que… de la vida en general, supongo. De la gente y las cosas que, o bien yo experiencio, o cosas que leo; más o menos, siento como que recojo cosillas, pequeñas frases que leo, algo que alguien dice… e intento que luego todo tenga sentido -Elena se recoloca en el sofá, y mira a Igor, quien asiente con la cabeza.

-¿A qué se debe el título Not To Disappear?-Igor toma aire y se prepara para contestar mientras inclina hacia delante

-Pienso que tiene dDSC_0022iferentes significados para nosotros, pero, definitivamente uno de ellos tiene que ver con que es un disco más directo: mantenerse feroz, creando tu propio espacio. Eso es exactamente lo que dice el título, que es “para no desaparecer”, para no desvanecerse. Si te sientes bajo de ánimos sabes que puedes retirarte en algún momento y “desaparecer” del mundo de alguna manera; así que esta es la idea de hacer lo opuesto. Y cosas como hacer música son buenas formas de manifestar tu existencia.

-Habéis adelantado dos canciones del nuevo disco… Numbers y Doing the Right Thing… ¿Qué nos podéis contar sobre ellas? – Esta vez es Elena la que se dispone a responder…

Numbers se escribió en el estudio; empezó como una canción “crujiente” y luego se transformó. Supongo que experimentamos bastante con sonidos electrónicos, así que se transformó en algo que creo que está muy bien porque sí que transmite un aire a luces de la ciudad. Supongo que es ahí donde, generalmente, ese sentimiento de soledad… especialmente en esta canción ese sentimiento tiene base en una ciudad: estás en medio de un montón de gente y te sientes solo, como si no tuvieses que estar ahí. Es un poco eso. Ese sentimiento de estar aislado y solo pero en un lugar lleno de gente… I feel numb in this kingdom. 

-Y sobre Doing the Right Thing… Estábamos escribiendo sobre algo completamente distinto a lo que acabó siendo. Fue una de esas experiencias raras en las que escribes, escribes, y escribes y entonces te das cuenta de que estabas escribiendo sobre algo que no planeabas, pero que termina abordando algo… Es una canción sobre mi abuela [con Alzheimer], está escrita desde su perspectiva, así que está tratando de entender cómo se siente, cómo esto afecta a su visión del mundo, y cómo personas con las que has pasado toda tu vida empiezan a desaparecer de tu memoria, un pensamiento que encuentro aterrador. Yo no pretendía escribir sobre esto, pero de repente tenía todo esto y me quedé como “vale, realmente necesitaba escribir esta canción”. Creo que es la primera vez que he hecho esto; la mayor parte de las veces escribo desde mi punto de vista, pero escribir desde el de otra persona es algo que nunca había hecho.

Mis nervios ya se habían evaporado. No quería perderme nada -¿Cuál creéis que vuestra canción que mejor os representa?

-¡Esto es como hacer elegir a un padre entre uno de sus hijos! -Contesta Igor entre risas.

-Son todas personalmente oscuras. Doing The Right Thing me molesta la que más porque es sobre alguien más estando mal, triste… Siento que yo puedo manejar mi propia mierda fácilmente, o como que debería porque yo lo escribo y entonces me encuentro conmigo misma estando molesta; pero cuando escribo sobre alguien más que está pasándolo mal, lo encuentro bastante difícil. Incluso a la hora de grabarlo, estaba llena de lágrimas en el estudio. Diría que Smother es mi canción favorita. Pero todavía es demasiado pronto para decantarme por una sola, así que no sé; a lo mejor en un año seré capaz de saberlo.

Youth parece ser la canción más popular, sin embargo, queríamos saber qué pensaban ellos sobre esto, y si esta canción les representaba… A lo que Igor nos contestó que “es una buena canción y nos divertimos tocándola, pero Youth… me gustaría pensar que no estamos definidos por esa. Trabajamos en discos enteros no solo en una canción. Pero sí, es una canción buena”. Elena cambio, tenía otro punto de vista: Creo que es una canción de la que te das cuenta cuando estás escuchando el disco, y creo que eso es genial. Pero no es una canción demasiado positiva. Es bastante sombría; creo que todo se debe a la parte musical, porque la canción te hace sentir muy bien pero realmente es sombría. Es muy interesante como una canción puede ir de un pensamiento a transformarse en “yeah!””.

-¿Esperabáis la repercussion masiva que tuvo If You Leave?

DSC_0018-No esperábamos irnos de gira y que la gente se supiese nuestras canciones. Supongo que no teníamos un
plan, no somos de ese tipo de personas que quieren ser número uno y tener a todo el mundo sabiéndose sus canciones. Nosotros escribimos canciones en la oscuridad; somos tres personas raras escribiendo en la oscuridad así que, cuando otras personas vienen a nuestros conciertos y cantan con nosotros, es realmente sorprendente, inesperado. -Este comentario me lleva de vuelta al concierto de Madrid, a la paz que irradiaban, y como ella estaba muerta de vergüenza y no llegaba a creerse que lo hubiesen vendido todo, que la gente estuviese ahí cantando sus canciones…

Después les enseñamos algunos de los comentarios que habíamos encontrado en YouTube en sus vídeos, comentarios que hablaban sobre lo profundo de sus letras, que Daughter hace “música sanadora”, y les preguntamos qué pensaban sobre ello. En cuanto nos escuchó, los ojos de Elena se llenaron de brillo.

Es genial. -dijo, sin saber muy bien como seguir.

Es gracioso. O sea, no “gracioso”, pero interesante que las canciones vengan de sitios tan personales y luego la gente venga y lo haga propio y lo interprete a su manera, haciéndolo parte de su propia historia, eso es asombroso.

Yo me siento de forma similar con la audiencia: cuando tocamos en directo siento algo… no sé, es raro… Escribimos cosas muy personales, siento que no somos el tipo de gente que se siente cómoda con mucha gente, así que no tiene mucho sentido estar sobre el escenario, pero es fantástico; se crea esta maravillosa atmósfera en nuestros conciertos donde sientes que estás compartiendo esencialmente secretos con la gente, y tú confías en esa gente para que los acepten y para que interactúen con ellos. Es como una extraña cosa sanadora mutua. Suena muy hippie…

Sí, pero es como esta experiencia común en la que todos, más o menos, contribuyen y quieren tomar algo de ella.

Yo me siento muy segura cuando estoy en frente de la gente. Siento que son mi tipo de gente; o sea que, si pudiésemos, si tuviésemos tiempo, creo que nos sentaríamos y beberíamos con cada persona del público. Cuando conoces a la gente después de un concierto te dicen “esta canción me recuerda a esto que me pasó cuando…” y eso es fantástico porque todo el mundo tiene las mismas experiencias en la vida, o al menos similares, y todos tenemos sentimientos. Siento que lo que haga que la gente se junte, como lo hace la música… o si la gente siente que nuestra música hace eso, es precioso.

DSC_00122

Después de esto se creó un silencio en la habitación que ni Santi ni yo nos atrevimos a romper. Al cabo de unos segundos les preguntamos si tenían planes de volver a España a dar un concierto, y nos contaron que se quedaron positivamente sorprendidos con el público español.

Ya más relajados, les dimos las gracias, y nos hicimos las respectivas fotos con ellos. Nos despedimos, y les deseamos lo mejor. Nosotros salimos del edificio con una sonrisa tan grande que al día siguiente todavía me dolían las mejillas. Su nuevo disco sale el 15 de Enero, así que ¡ya no queda nada para los fans! Y los que nunca le habéis escuchado, os los recomiendo encarecidamente.

DSC_0024

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s